Saltear al contenido principal
937 879 571 info@hercal.es
Derribo En Montcada I Reixac Para Construir Un Supermercado Lidl

Derribo en Montcada i Reixac para construir un supermercado Lidl

Hercal ha realizado un importante derribo en Montcada i Reixac: el de la antigua fábrica de placas de cobre para circuitos eléctricos Aismalibar. En su lugar se construirá un nuevo establecimiento comercial de la cadena de supermercados Lidl. Este era un gran complejo industrial de más de 16.000 metros cuadrados de superficie, con muchas naves de distintos niveles unidas entre ellas y con diferentes sistemas constructivos, de manera que la demolición presentaba cierta dificultad. Además, los edificios a demoler limitaban con zonas residenciales en una de sus fachadas, cosa que suponía extremar el cuidado en el proceso.

derribo en Montcada 1

Tras el derribo en Montcada i Reixac, una antigua fábrica de elementos para electricidad pasará a ser un supermercado.

Las actuaciones previas a este derribo en Montcada fueron, como siempre, varias. Primero el reconocimiento previo de la edificación, así como las licencias y permisos. Después el tratamiento especial en aquellos edificios que habían sido almacén de productos tóxicos o contaminantes. Finalmente vinieron la anulación de las instalaciones existentes, el apuntalamiento previo y la definición de la gestión de residuos.

En el derribo de Montcada se pueden distiguir y explicar perfectamente las distintas etapas de un proceso que tiene su complejidad.

derribo en Montcada 2

En cuanto a la demolición propiamente dicha, empezó con el desmontaje de los elementos que no formaban parte de la estructura del edificio y la limpieza del mismo. Después se desmontaron la instalaciones, como ascensores, calefacción, refrigeración o los grupos electrógenos. El derribo mecánico consistió en desmontar las diferentes partes de los edificios de forma ordenada: carpintería, elementos divisorios no estructurales, cubiertas, elementos estructurales, forjados intermedios y paredes de carga. Las fachadas exteriores se ejecutaron desde fuera hacia dentro, sin comprometer los exteriores de la parcela.

La última etapa de este derribo en Montcada i Reixac fue la limpieza del solar para dejarlo preparado para la construcción del nuevo establecimiento comercial de la ciudad.

Volver arriba